El legado de Miguel Letelier que el Archivo de Música se encarga de mantener con vida.

La Biblioteca Nacional realizará un homenaje al célebre músico, el lunes 20 de marzo a las 19:00 hrs.

18 de marzo de 2017

imagen imagen001.jpg
Mañana en Las Condes, obra creada a los ocho años, fue la primera de muchas que compondría a lo largo de su vida. Gran parte de estas se encuentran en poder del Archivo de Música, entidad que se encarga de preservar y poner a disposición del público manuscritos, partituras, grabaciones y discos compactos de este reconocido organista.

En octubre del 2010 el reconocido compositor, organista y Premio Nacional de Música, Miguel Letelier Valdés, realizó una importante donación al Archivo de Música de la Biblioteca Nacional. En aquella oportunidad una serie de partituras originales y manuscritos de incalculable valor patrimonial, pasaron a ser parte del acervo que este departamento de la Biblioteca Nacional posee y resguarda.

En aquella oportunidad, fue la hermana del compositor, la también Premio Nacional de Música, Carmen Luisa Letelier la que encabezó una ceremonia llena de emoción y trascendencia en donde incluso se interpretaron piezas inéditas del destacado músico y uno de los máximos exponentes del órgano en Chile.

De la colección, que se encuentra almacenada en una bóveda especialmente acondicionada, destacan las partituras originales de El Gavilán, considerada como la obra maestra de Violeta Parra y que a petición de ella, fueron transcritas por el amigo personal de la folclorista. Esto es sólo un ejemplo de lo que convierte a la donación en pieza fundamental para entender el patrimonio sonoro de nuestro país.

Los artículos mencionados se suman a grabaciones y discos compactos que el Archivo de Música ya poseía, enriqueciendo aún más la colección que se encuentra a disposición del público, el que puede acceder a ella de manera totalmente gratuita en las dependencias del Archivo, al interior de la Biblioteca Nacional.

El prodigio

Miguel Letelier Valdés nació, en Santiago, el 29 de septiembre de 1939 y desde muy joven inició sus estudios en el Conservatorio Nacional junto a la profesora Lucila Césped. Ya a los ocho años había compuesto su primera obra, titulada Mañana en Las Condes, la que develó las extraordinarias cualidades musicales del niño que no eran de extrañar debido a las influencias de sus ilustres padres.

Hijo del afamado compositor Alfonso Letelier (Premio Nacional de Música 1968) y de la cantante, escultora y pintora, Margarita Valdés, el pequeño Miguel no sólo se interesaba por las artes, el piano y el canto, sino que también poseía una gran inclinación por las ciencias naturales, tales como la botánica, geología, ecología y meteorología. Así lo menciona un artículo de Julia Grandelo del Río publicado por la Revista Musical Chilena en 2009.

Dejó inconclusos sus estudios en Ingeniería Forestal para sumarse a las cátedras de los destacado Domingo Santa Cruz y Gustavo Becerra en la Universidad de Chile donde estudió composición e interpretación de órganos. En 1965 pasó a formar parte del Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales "Torcuato di Tella", en Buenos Aires, donde continuó sus estudios en composición y de este periodo resultaron una serie de destacadas obras como Nocturno, Divertimento y Sonata.

A finales de los 60 obtiene el título de Intérprete Superior con mención en Órgano, en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile y se perfecciona en esta misma materia en países europeos como Francia y Alemania. Fue ovacionado en una serie de conciertos a nivel mundial y el propio currículum del músico destaca participaciones en Colombia, México, Argentina, Brasil, Estados Unidos y Australia. En estos lugares mostró sus ejemplares interpretaciones en el órgano, instrumento que no sólo tocaba a la perfección, sino que también restauraba y acondicionaba. Fundamental fue su labor en la restauración del gran órgano de la basílica de La Merced en Santiago durante los años 90.

El mayor reconocimiento llegó en el 2008 cuando se le otorgó el Premio Nacional de Artes Musicales, galardón que dos años más tarde también se le entregó a su hermana, la destacada contralto Carmen Luisa Letelier. Aquejado de un cáncer, Miguel Letelier Valdés muere el 3 de diciembre del 2010, dejando una huella imborrable en la historia musical chilena, la que el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional se encarga mantener con vida no sólo para las futuras generaciones de músicos, sino que para el público en general, democratizando así el vasto legado del compositor y organista.

Parte de su obra puede ser consultada en Biblioteca Nacional Digital y en el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional en forma presencial, espacio que dispone de una amplia discografía de don Miguel Letelier y donde también puedes acceder a partituras de su obra.

Artículos sobre Miguel Letelier Valdés en BNd

Audios con obras de Miguel Letelier Valdés en BNd

Homenaje en la Biblioteca Nacional de Chile.

imagen imagen002.png
La Biblioteca Nacional de Chile tiene el agrado de invitar a usted a la ceremonia "Homenaje y Recuerdo de don Miguel Letelier", Premio Nacional de Arte 2008, quien dedicara su vida a la docencia y la composición, junto con la interpretación de música en órganos y de la restauración de estos instrumentos.
Parte de su obra puede ser consultada en Biblioteca Nacional Digital y en el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional en forma presencial, espacio que dispone de una amplia discografía de don Miguel Letelier y donde también puedes acceder a partiruras de su obra.

La ceremonia contará con la presencia del Doctor en musicología don Luis Merino, Director de la Revista Musical Chilena y la pianista Patricia Castro, quien interpretará algunas obras de don Miguel Letelier.
La actividad se realizará el lunes 20 de marzo a las 19:00 hrs en la Sala América de la Biblioteca Nacional, ubicada en Moneda 650, Santiago.

Galería de imágenes