El subterráneo del sector Alameda esconde un gran tesoro, una sala con forma de círculo en la que se almacenan los diarios y periódicos más valiosos de la colección de la Biblioteca Nacional de Chile que suma más de cien mil volúmenes.

Debido a razones de conservación y preservación el acceso a esta sala está restringido al público.