El hall del segundo piso, es quizás, uno de los lugares más bonitos de la Biblioteca Nacional: integra delicados detalles arquitectónicos, tres grandes murales y la presencia de hermosos vitrales.

Los dos murales de los costados de la escalera, "Alegoría de las Bellas Artes" son de autoría de Arturo Gordon quien los realizó entre 1925 y 1929. El mural del fondo, se titula "Paisaje" y fue pintado por Alfredo Helsby, unos de los paisajistas más importantes de Chile durante el siglo diecinueve.